• RSS feed
  • Twitter
  • Facebook
  • YouTube
 
Archivos por etiqueta:

Postres

Recetas de La Rioja – Mazapán

 

Son muchas las variedades de mazapán que existen en la geografía española, pero en La Rioja son muy típicos y apreciados los Mazapanes de Soto.

Tienen una textura diferente, se nota la almendra a cada bocado y son muy jugosos en su interior. Por debajo se le pone una oblea y se doran.

Los mazapanes son unos clásicos y genuinos productos típicos de La Rioja, que no sólo es conocida por sus vinos, también por las bondades que nos brindan estos ricos mazapanes.

Elemento básico en las fiestas de la Navidad que no faltan en ningún hogar riojano.

Ingredientes:

Azúcar
Almendras
Patatas
Limones
Almendras
Obleas

Elaboración:

Por cada kilo de azúcar, se añade otro de almendras, medio de patatas, dos limones grandes o tres pequeños y cuatro almendras amargas.

Las almendras se escaldan para quitarles la piel y se dejan secar, para rallarlas posteriormente.

Se les agrega la patata cocida cuidando de que quede entera y el azúcar, así como la ralladura de la cáscara de los limones.

Se hace una pasta, con la que forman los mazapanes, dándoles la forma y el tamaño apropiado.

Se colocan sobre obleas y se introducen en un horno que ha de estar muy fuerte.

Se tiene preparado almíbar preparando una mezcla de azúcar caramelizada.

Mezclamos agua y azúcar al fuego, en una cazuela, hasta que se forme un caramelo líquido.

Cuando los mazapanes están dorados se sacan del horno y se pasa por el almíbar, dejándolos enfriar.

Para su presentación se envuelven en un papel fino con flecos.

 

 

 

Recetas de La Rioja – Torrijas

 

Postre muy sabroso, de presencia obligada en la festividad del día de San José en las mesas riojanas, sobre todo en la capital.

Es un plato ideal para servir como postre, para merendar y también para un buen desayuno y comenzar el día en buenas condiciones.

Sirve también para aprovechar pan o leche sobrante, sorprendiendo a la familia con un postre muy rico.

Ingredientes:

Leche
Pan
Azúcar
Canela en rama
Harina
Aceite
Azúcar molida
Canela molida

Elaboración:

Se pone a hervir leche azucarada con una corteza de canela. Una vez hervida, se retira y se deja templar.

Se cortan rebanadas de pan de poco más de un centímetro de grueso, se colocan en una fuente y sobre ellas se vierte la leche hervida, dejando que se empape bien el pan.

Se envuelven las rebanadas en harina con huevo batido y se fríen en una sartén con aceite muy abundante.

A continuación las colocamos sobre papel secante para eliminar el aceite sobrante.

Se espolvorean con azúcar molida y con canela en polvo.

 

 

Recetas de La Rioja – Rosquillas

 

Quien, de pequeño no ha estado ayudando a su abuela o a su madre enredando en la cocina y dando rienda suelta a su imaginación creativa?

Es esta una elaboración de la cocina tradicional de La Rioja que no debe faltar en cualquier celebración familiar o festiva. Buen postre y mejor desayuno.

Ingredientes:

Huevos
Azúcar
Azúcar molido
Anís
Aceite
Bicarbonato
Esencia de limón
Harina

Elaboración:

Mezclar doce huevos con un kilo de azúcar, un vaso de anís, otro igual de aceite, una cucharada de las de café de bicarbonato y una copa de esencia de limón.

En un recipiente se mezcla todo con harina, que se irá amasando hasta conseguir una masa que no se pegue a las manos.

Se hacen churros de aproximadamente un centímetro y se formando las rosquillas uniendo los dos extremos, que se fríen en una sartén con abundante aceite, pero sin ponerlo excesivamente fuerte.

Para la presentación se espolvorean con azúcar molido.

En algunos lugares, llaman a estas rosquillas frutas de sartén.

 

 

Recetas de La Rioja – Zurracapote

 

El vino ha estado siempre ligado a la gastronomía y en La Rioja no ha sido una excepción. Su consumo es parte fundamental tanto en los menús de los restaurantes como en las comidas diarias.

Hasta hace bien poco era habitual en las meriendas de los niños regar una rebanada de pan con vino y añadiendo azúcar. Los vinos atrasados o de calidad inferior se aprovechan gracias a la adición de azúcar y canela convirtiendo el vino en zurracapote, una bebida muy dulce y que se hace imprescindible en cualquier fiesta de los pueblos riojanos.

Se puede realizar a base de vino tinto o clarete, según preferencias.

Ingredientes:

Vino tinto o clarete
Agua
Azúcar
Canela en rama
Limón

Elaboración:

Para una cántara de vino – 16 litros – se disuelven 2 kilos de azúcar en otros 2 litros de agua. Se cuece en un cuarto de litro de agua un par de palos de canela en rama, echando el agua colada al vino.

Se añade el zumo de 5 limones. Las cáscaras de los limones y la canela en rama cocida se envuelven en un paño limpio, se atan y se sumergen en el vino para que sigan dando gusto hasta que se considere que es suficiente.

 

Vinos recomendados:

Bodega Cooperativa San Cebrín de San Asensio

 Bodegas Lecea de San Asensio

 

 

Recetas de La Rioja – Fardelejos de Arnedo

 

Los fardelejos son una pieza de bollería típica de Arnedo. El origen del producto es hebreo, y fué traído a nuestra región por los árabes, cuando habitaron Arnedo en los siglos IX y X. Consiste en pastel de hojaldre relleno de almendra, azúcar y huevos en forma rectangular.
Además de ser el dulce típico de las fiestas populares y patronales, el fardelejo se puede consumir a modo de desayuno o de postre.
Si tenéis un ratito para meteros en la cocina y pasar un rato agradable aquí os presentamos la receta para elaborar este apetitoso plato que os servirá tanto de postre como para el desayuno. Pues manos a la obra:

Estos serían los ingredientes para unas 8 a 10 personas.

Para hacer la masa:
250 gramos de manteca de cerdo
250 gramos de agua
500 gramos de harina fina
10 gramos de sal
Aceite de oliva para freír los fardelejos.

Para hacer el relleno:
400 gramos de almendra molida
2 ó 3 huevos medianos
275 gramos de azúcar
la ralladura de un limón
azúcar glass para espolvorear al final

Elaboración:

Poner en un recipiente el agua, la manteca de cerdo y la sal. Antes de hervir agregar poco a poco la harina y la ralladura del limón removiendo hasta que se separe de las paredes del recipiente. Utilizar siempre un utensilio de madera. Dejar reposar la mezcla tapada con un paño reservando en el frigorífico hasta que esté fría.

Mientras, hacer el relleno mezclando la almendra molida con el azúcar y los huevos. A continuación con la masa que hemos dejado reposar estiramos con el rodillo, dejándola con un espesor de más o menos unos 3 milímetros aproximadamente. Cortamos el hojaldre en rectángulos de unos 15 x 20 cm y colocamos en medio de cada uno de ellos una cucharada de relleno. Se van cerrando y le damos forma como a la de un rollito de primavera, pero sellándolos como si fuera una empanadilla haciendo presión con los dedos o de una manera más artística.

A continuación freímos los fardelejos en aceite abundante y bien caliente en una sartén bastante profunda y escurriendo sobre un papel de cocina para absorber el aceite sobrante. Una vez que los dejemos un ratito para que se enfrien ya los podemos servir espolvoreados con el azúcar glass.

Si queréis aligerar el proceso se puede comprar una lámina de masa de hojaldre congelada. Bueno, hemos pasado un ratito agradable en la cocina y ahora podremos disfrutar de este rico postre. Si te dan alergia las cocinas también puedes adquirir este producto típico de La Rioja en varias Empresas especializadas que han cuidado la elaboración desde sus antepasados manteniendo la esencia de las recetas familiares.

 

Productos de La Rioja: La Fresa

 

Con la llegada de la Primavera comienza la temporada de las Fresas. Una fruta sabrosa y fresca que resulta ideal para consumir en esta temporada.

La Fresa es una de las frutas más apreciadas ya desde la Antigüedad, una pequeña delicia para el paladar que destaca por su intenso sabor y sus excelentes propiedades nutritivas.

Las fértiles Vegas de nuestros ríos ofrecen este producto tradicional de la Huerta Riojana donde son cultivadas en pequeños huertos familiares y que en general son para consumo propio y también para su distribución local.

Históricamente ha sido la población riojana de Nalda, en el Valle del Iregua, uno de los centros de referencia en la producción de esta fruta en España. Con la nueva tecnología y sistemas de producción actuales es imposible competir en precio con los productores de Andalucía.

Dentro de los usos culinarios tradicionales de La Rioja, las Fresas se presentan rociadas de azúcar y cubiertas de un buen vino tinto de Rioja e incluso con azúcar y un chorro de buen vinagre riojano. Desde siempre ha constituido el complemento ideal para finalizar una espléndida comida, ya sean solas, con nata, con leche o en postres más elaborados.

Beneficios:

Esta fruta constituye una importante ayuda en las diversas dietas de adelgazamiento. Su sabor es excelente y es ligera, ya que el 85 % de su composición es de agua. Su aportación de calorías es escaso. En 100 gramos de fresas podemos encontrar 0,7 gramos de Proteínas, 7 gramos de Hidratos de Carbono y tan sólo 0,3 gramos de Grasa. Es su principal valor el alto contenido en Vitamina C; 100 gramos que cubren la cantidad diaria recomendada.

Igualmente contienen la Vitamina A, 5 micro gramos por 100 gr.; Vitamina E, 0,23 miligramos por 100 gr. y en menor cantidad otras Vitaminas como las B1, B2, B3 y B6.

Entre sus minerales, las Fresas aportan fundamentalmente Potasio y Magnesio, aunque también Hierro, Fósforo, Yodo y Calcio. Tienen 2,2 gramos de fibra por 100 gramos de producto, lo que supone un aporte moderado.

Sus Ácidos Orgánicos poseen efectos desinfectantes y anti inflamatorios.

Las Fresas son ricas en agua, incorporando propiedades diuréticas, muy apropiadas para todos aquellos que quieran perder peso y que tengan tendencia a la retención de líquidos. Este efecto diurético también beneficia a aquellos que padecen Cálculos Renales, Hipertensión y Ácido Úrico.

También es importante la cantidad de Ácido Fólico que contienen; una sexta parte de la cantidad diaria recomendada por cada 200 gramos de esta fruta. Este compuesto es fundamental para las embarazadas, pues favorece la multiplicación celular. Su carencia está asociada a casos de anemia y problemas cardiovasculares.

Conservación:

Se aconseja preferentemente a la hora de consumir esta fruta comerla al poco tiempo después de comprarla. La temporada va desde el mes de Marzo a Julio, aunque en muchos establecimientos se pueden encontrar durante todo el año, procedentes de invernadero y de las importaciones de otros países, pero a falta del singular aroma y sabor de la recogida en temporada. Igualmente, como muchas de las abundantes frutas de nuestra Huerta también se pueden conservar en ricas mermeladas que nos harán una gran delicia en desayunos y en el acompañamiento de otros postres.

 

Recetas de La Rioja: Mermelada de Cerezas

 

Es esta una receta sencilla de elaboración y tradicional en los hogares riojanos. La cereza es una de nuestras frutas favoritas y por tanto, esta mermelada hará las delicias de la familia durante todo el año en los postres, desayunos y meriendas. También puede ser un estupendo acompañante de alguna que otra carne, es simplemente deliciosa.

Los ingredientes :

De Azúcar: 800 gr.
De Cerezas: 1000 gr.
De Limón: Zumo de medio Limón
El tiempo de preparación : 15 minutos
El tiempo de cocción : 20 minutos

La elaboración:

Lavar despacio las cerezas bajo el agua con un colador y después escurrir.

A continuación, quitamos los rabillos y se deshuesan; a continuación, las pesamos.

Ponemos las cerezas en una olla, añadimos el azúcar y mezclamos todo bien.

Nos disponemos a hervir las cerezas junto con el azúcar y lo mantenemos durante 20 minutos, removiendo de forma regular. La fruta se puede aplastar para que no tenga trozos grandes, al gusto.

Una vez transcurridos los 20 minutos de cocción, bajamos el fuego y realizamos la prueba del plato frío, para saber si la mermelada de cerezas está lista. La prueba del plato frío, consiste en poner una gota de mermelada en un plato frío. En el momento en que se cuaja; ya está cocida. Pasamos por la batidora con cuidado y la dejamos enfriar.

Los frascos:

Para la mejor conservación de nuestra mermelada, hay que pasar los frascos y las tapaderas por agua hirviendo y dejar secar antes de proceder al envasado.

Vertemos la mermelada suavemente en los frascos, cerramos fuertemente y los vamos poniendo boca abajo hasta que vaya enfriando.

Sobre la cantidad de azúcar puede variar según los gustos, pero hay que tener en cuenta que cuanto menos azúcar lleve, menor será el tiempo de conservación.

 

ACCESO A EMPRESAS


Facebook