• RSS feed
  • Twitter
  • Facebook
  • YouTube
 
Archivos por etiqueta:

PIMIENTOS DE LA RIOJA

Recetas de La Rioja – Pimientos rojos asados

 

Los pimientos rojos asados constituyen una estampa típicamente riojana en todas las cocinas de la región.

En su época, primeros meses del otoño, se asan y se guisan, pero una gran cantidad de la cosecha se asa para ponerlos en conserva, con lo que se tiene durante el resto del año este apetitoso alimento.

Preferentemente se escogen de la variedad de el Piquillo o Morrones.

Ingredientes:

Pimientos rojos
Aceite
Ajos
Sal

Elaboración:

Se colocan sobre el fuego y si es sobre ascuas, en una parrilla, hasta que se asan. Se pelan, se les quitan las semillas y se hacen tiras.

En una sartén, se pone aceite a calentar y ajos picados y se fríen las tiras de pimientos. Una vez rehogados, quedan listos para tomar como complemento de carnes, para acompañar a los filetes de lomo o a huevos fritos, entre otras cosas.

Se toman también después de asados puestos sobre un plato; se les pica por encima unos ajos y se rocían con aceite crudo.

Un apreciado entremés.

 

Recetas de La Rioja – Pimientos secos con huevos

 

Plato sencillo y sabroso, muy popular en los hogares riojanos.

Los pimientos secos se combinan con huevos escalfados o con huevos duros.

Ingredientes:

Pimientos secos
Ajos
Aceite
Huevos
Sal

Elaboración:

Se lavan y se les quitan las pipas a los pimientos, se hacen tiras y se cubren de agua en un puchero, arrimándolos al fuego hasta que el agua queda a punto de hervir.

Entonces se sacan y se ponen en una cazuela con aceite y ajitos y un poco de agua de escaldar los pimientos. A continuación, se sala.

Cuando comienza la salsa a hervir se echan unos huevos, teniendo cuidado de hacerlo unos diez minutos antes de servir para que no se pongan duros en exceso.

Otra forma muy corriente es cocer los huevos en el mismo puchero donde se encuentran los pimientos secos y unos ajos.

Cuando los pimientos están cocidos, se sacan, se ponen en una fuente, junto con los ajos, se limpian los huevos que habrán quedado duros, se trocean y se echan sobre los pimientos, y todo ello se rocía con una buena chorretada de buen aceite crudo de Rioja.

 

ACCESO A EMPRESAS


Facebook