• RSS feed
  • Twitter
  • Facebook
  • YouTube
 
Archivos por etiqueta:

Caracoles

Recetas de La Rioja – Caracoles a la riojana

 

Este guiso de caracoles es muy extendido en La Rioja y es disfrutado tanto en familia como las cuadrillas de amigos en las Bodegas.

Los caracoles precisan ser cocidos previamente antes de guisarlos.

Ingredientes:

Caracoles del campo riojano
Cebolla
Ajos
Perejil
Laurel
Tomillo
Aceite
Tomate
Tocino de jamón
Chorizo

Elaboración:

Se lavan bajo el grifo con agua abundante y se colocan en un puchero con agua que les cubra.

Se instalan a fuego muy lento para que el agua se vaya entibiando y el molusco salga de su concha.

Es importante mantener el recipiente bien tapado, pues de lo contrario los caracoles se escaparían.

Paulatinamente se incrementa la fuerza del fuego hasta que el agua rompa a hervir durante quince minutos.

Se sacan, se escurren y de nuevo se ponen a cocer con agua, sal, cebolla, ajos, perejil, una hoja de laurel y tomillo, dejando hervir durante una hora.

Una vez cocidos, se escurren y se reservan.

Entretanto, en una cazuela de barro se prepara una salsa de tomate, con cebolla picada que se fríe hasta dorarse, se le incorporan unos ajos picados y el tomate pelado y troceado.

En esta salsa, se echa tocino de jamón en trocitos pequeños y chorizo en rodajas pequeñas. Cuando están rehogados el jamón y el chorizo, se agregan los caracoles.

Se someten a fuego moderado durante unos diez minutos y se le da vuelta al guiso con una cuchara de madera para que los caracoles tomen gusto.

Es un plato muy adecuado para servir al día siguiente de haberlo preparado.

 

Vinos recomendados:

Bodega Cooperativa San Cebrín de San Asensio

 Bodegas Lecea de San Asensio

 

 

Recetas de La Rioja – Conejo con Caracoles

 

En nuestros pueblos, tradicionalmente se han mantenido los gallineros y cuadras donde los animales de granja eran un factor importante para la alimentación familiar.

Ahí estaban aquellas conejeras con los conejos y gazapos a los cuales se les traían del campo los ricos “carrimuelles” y las ramas de chopo que dejaban bien limpias. Y si el conejo lo tenían es casa y en las labores del campo siempre había un rato para coger algún caracol, ya estaba el menú para llevar a la bodega y echar la merienda, todo ello acompañado de un buen chaparrazo de vino.

Ingredientes:

Conejo
Aceite
Harina
Caracoles
Tocino de jamón
Salsa de tomate
Sal

Elaboración:

Una vez troceado el conejo, limpio y lavado, se rehoga en una cazuela con aceite hasta que se vaya dorando.

Se echa una cucharada de harina y un cuarto de litro de agua y se mantiene a fuego moderado.

El hígado, después de rehogarlo, se retira, se machaca en el mortero y se añade al guiso.

En un aparte, se preparan los caracoles que se habrán cocido después de limpios y se colocan en un puchero con agua fría abundante y acompañados de una hoja de laurel y otra de romero a fuego muy suave para que salga el caracol del caparazón. Poco a poco se aviva el fuego durante unos veinte minutos hasta que quedan cocidos.

Se retiran del agua, se escurren y se apañan en una cazuela con un sofrito de tocino de jamón y un poco de salsa de tomate.

Se deja que se haga durante un cuarto de hora y se incorpora todo a la cazuela de conejo.

A continuación se sala convenientemente y a servir…

 

Vinos recomendados:

Bodega Cooperativa San Cebrín de San Asensio

 Bodegas Lecea de San Asensio

 

 

ACCESO A EMPRESAS


Facebook